jueves, 19 de mayo de 2011

JUSTIFICACIÓN

Según estudios la deserción de estudiantes en la etapa educativa es del 48%, es decir de cada 100 estudiantes solo 52 jóvenes terminan su carrera o la terminan en 10 semestres que es la duración normal de un programa de pregrado.

A esta alta tasa de deserción se pueden adjudicar muchas causas que veremos más adelante,  por el momento consideraremos que puede hacer el gobierno para poder bajar esas estadísticas, en los últimos años hemos apreciado como las matriculas públicas han aumentado y en una proporción menor las privadas han bajado, este tema también es preocupante dado que Colombia se situaba como uno de los países con más alta intervención de estudiantes en el sector privado detrás de Brasil, un claro ejemplo es que en 1996 la matrícula privada en Colombia registraba el 68% del total, mientras que en la actualidad está en el 45%, que era la proporción existente en 1970.

Un factor importante en el crecimiento de la matricula pública puede ser el alto costo que se debe pagar para acceder al programa universitario privado, esto se puede analizar de una mejor forma si  vemos que el sector privado creció un 18% y la pública un 196% entre 1997 y 2007.

Pero este crecimiento no es suficiente si vemos que solo el 68% de los estudiantes que presentan pruebas de estado acceden a instituciones de educación superior.

Otro aspecto a tener en cuenta es la calidad de los programas de estudio ya que un crecimiento tan alto en el sector público puede tener efectos negativos si se revisa al detalle cosas como instalaciones, pensum, profesores y seguimiento del personal durante la etapa de estudios.

Por otro lado el gasto público en Colombia se constituye por las reparticiones que hace el Estado en los diferentes sectores "sociales".  La definición de tales sectores no es del todo exacta, hay un consenso en incluir en ellos a los gastos en educación, salud y servicios  y a los relativos a programas nutricionales, de vivienda y promoción social. Generalmente también se incluyen los seguros sociales (seguridad social, asignaciones familiares y obras sociales) y las erogaciones en los sectores trabajo, cultura, deportes, recreación, turismo social, ciencia y técnica y servicios urbanos. Así, más que una definición precisa del concepto de gasto público social, tenemos una enumeración de los sectores que abarca.

En la valorización del gasto público se presentan  tres tipos de problemas:

En primer lugar  y por el lado de la oferta, en la imputación del gasto no se considera la "calidad" de los bienes y servicios prestados por el Estado, aspecto de importancia para la evaluación de los gastos sociales.

En  segundo lugar es que el costo de producción que puede ocultar una subvaloración del valor real cuando el Estado genera economías de escala en su producción, o a la inversa, una sobrevaloración cuando se generan ineficiencias. En éste último caso, el valor de producción de las prestaciones del Estado no guarda relación con los bienes y servicios percibidos realmente por los beneficiarios.


En tercer lugar  y por el lado de la demanda, los usuarios pueden considerar el bien o servicio recibido como poco útil, aunque el costo sea elevado y representar un alto valor en el ingreso familiar por ese concepto.


A su vez, los gastos sociales están conformados por dos tipos de erogaciones:


Por un lado, por aquellas que constituyen el costo de producción de bienes y servicios provistos públicamente (ej. educación y salud) y, por otro, las transferencias monetarias (ej. jubilaciones, subsidio de desempleo).


El joven estudiante debe tener un grado alto de compromiso para sacar adelante algo tan importante como convertirse en un profesional apto para afrontar retos reales en el desarrollo del país.

Un factor muy importante que puede cambiar el rumbo de la educación superior es que desde los colegios enseñen y  orienten a los niños a entender la necesidad de pasar de esta institución a una de un nivel mucho mayor como la universidad, que los capaciten, que ayuden a sacar provecho de las capacidades que cada estudiante tiene, que los hagan entender la importancia de la educación superior. Esto ayudaría a que el cambio de colegio-universidad no sea brusco y se adapten de una manera más sencilla y logren sus objetivos con mejores resultados.


Después de haber revisado todo lo relacionado con esta problemática veremos cómo ha sido el comportamiento de los estudiantes que han desertado en la universidad Central en los últimos siete años incluida la proyección para 2011.


Esta información es confidencial de la institución y se solicita la mayor discreción posible y la no divulgación de la misma.


Estos datos constituyen un total de 12503 aproximadamente en el lapso de tiempo nombrado anteriormente


Este es un dato muy importante ya que representa la deserción de una sola carrera profesional como la ingeniería industrial. Se debería trabajar en unión de las directivas de la universidad con el presidente del consejo estudiantil para poder reducir la alta baja de estudiantes.


Algunas cosas que se podrían tener en cuenta son:



  • Realizar unas inducciones relevantes a las personas durante el primer semestre y un seguimiento durante la primera mitad del programa de estudios.

  • Crear una forma más organizada para solicitar los créditos educativos y darle preferencia a los que tienen créditos con el Icetex ya que son numerosos documentos que se deben presentar para acceder al crédito por primera vez.

  • Tener las condiciones claras para los estudiantes que en mitad de carrera deben cambiar de pensum por motivos de acreditación de la universidad.

  • Verificar el costo de las materias (créditos) dado que en algunas ocasiones lo pagado no compensa las materias inscritas y una materia que vale 2 créditos no debería constar lo mismo que una que vale 4 créditos.

  • Las sanciones por no cancelar el semestre en las fechas establecidas por la institución no deberían ser tan altas. En el año 2003 costaba alrededor de 30.000 pesos y ahora está en casi el 10 % del valor de la matricula.

  • Los horarios de los estudiantes que están nivelados deberían ser automáticos y entregados por las directivas de la universidad; para los que tienen alguna materia atrasada por algún motivo se podría ayudar en la facultad para poder inscribir el semestre sin tanta demora. Se ven casos donde los estudiantes inscriben solo 4 o 5 materias y deben cancelar la matricula completa por no poder tener orden en los horarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada